ADRIÁN Y LUCÍA - BODA EN ORIHUELA


entrada de novios a cocktail

La boda de Adrián y Lucía en Orihuela. Una boda con momentazos que tanto los novios como nosotros vivimos por primera vez.


Preparativos en casa del novio en Callosa del Segura

Adrián nos esperaba algo nervioso pero muy ilusionado en casa de sus padres. Sus padres, sus amigos, el gato... nadie se quiso perder el momento.





Adrían y su hermano , nos preparan café mientras echamos un vistazo por la casa y va llegando la gente.




Empezamos a encontrarnos con detalles de boda, y esque Lucía, la novia , lleva mucho tiempo preparando este y otros muchos detalles que veremos a continuación. 

Percha con nombre personalizada para boda de la Casita de Cuqui.


Gemelos también personalizados, muy habitual en bodas, en esta ocasión Gemelos Ferrari de Gemelolandia






Adrían optó por la firma Enzo Romano para su traje de novio.






La casa de la novia y grandes momentos

Nos vamos a casa de Lucía en Orihuela para empezar con los preparativos de la novia, Adrián nos advierte de que nos vamos a encontrar a mucha gente allí. 

Momentazo

Nuestra llegada a la casa de la novia fue inhédita, pues Lucía , sabedora del cumpleaños de Javi Asenjo, el fotógrafo de la imagen , quiso sorprender a éste con tarta y velas , con todos sus amigos y familia  cantando "cumpleaños feliz". Acostumbramos a ir con las cámaras de fotos y vídeo preparadas para que no se nos escape ningún detalle,  así pudimos inmortalizarlo.



El vestido de novia de Aire Barcelona
El tocado de Pronovias





En la casa no cabía un alfiler, esto es algo suele poner muy nerviosos a los novios, cosa que no sucedió aquí , pues Lucía, muy previsora, aleccionó a sus invitados para que mantuvieran el orden y todo se desarrolló apaciblemente. 





La hermana de la novia


Si hay una persona que se ha implicado en esta boda y que la ha disfrutado al máximo, esa es sin duda María , la hermana de la novia. Ella nos descubrió y fué nuestro enlace con los novios.  Y será nuestro asistente en la postboda de Adrían y Lucía.

Lucía y María, hermanas , amigas y muy cómplices en todo momento y muy emocionadas.








Lucía ya ha terminado su ritual. De la mano de su padre se reúne con el resto de invitados para brindar por este gran día antes de acudir a su cita con Adrían. 




Nos casamos por la iglesia en Orihuela

La capital de la Vega Baja destaca por sus monumentos, iglesias y palacios. La iglesia escogida fue la de los Padres Franciscanos San Francisco de Asis. 





El novio espera en la puerta de la iglesia del brazo de su madre, la madrina de la boda, muy elegante vestida de rojo. La novia se retrasa el tiempo justo para que toda la gente tome sitio en la iglesia. 






Nuestro gran momento


Nervios y emoción contenida. Un año de preparativos y todo converge aquí, en este momento, el más esperado tanto por él como por ella según nos contaron días previos a la boda. El momento en el que Lucía entra por la puerta de la iglesia del brazo de su padre.  A Adrián, nuestro novio, le supera la emoción cuando la ve. 




Recién Casados


Cuando los novios reciben este baño de arroz hacen un paréntesis en el transcurso del día. Es hora de dar besos y ser besados, de tener contacto con las personas que te importan, es por eso que Adrián fue a visitar a sus abuelos , que por achaques de la edad no pudieron estar en la boda. Nuestro novio era un mar de lágrimas.


Los Dos Solos

Hemos vivido muchas emociones, el día pasa fulminante y es hora de decelerar mientras los invitados llegan al cocktail de la boda. 

Según la planificación del día  nos quedan apenas 20 minutos para realizar las típicas fotos y alguna toma de vídeo de exterior.  Es de noche, esste lejos de ser un inconveniente es un recurso que bien llevado a cabo puede potenciar este "momento a solas" de los novios. 

Los recién casados se paran uno frente al otro durante escasos minutos y comparten impresiones de lo acontecido. 







El banquete de boda en los Salones Montepinar de Orihuela



Adrián y Lucía ya han tomado aire para abordar con energía el banquete y la fiesta con todas las sorpresas que han preparado y les han preparado. Por no extendenos demasiado te diremos que no faltó detalle y que los invitados no pararon quietos y que hubo de todo: 
regalos , sorpresas, tarta, bailes y como colofón, barra libre y photocall. 








Y así entre amigos , despedimos esta crónica de boda en fotografía.